Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme
Pablo

Pablo

¿Como se solicita?

Los trabajadores interesados en realizar el reconocimiento médico anual o en ser vacunados contra la gripe, deberán cumplimentar el formulario destinado a tal efecto.

¿Y despues?
Posteriormente se comunicará la fecha y el lugar de realización, y se entregarán los volantes de asistencia para poder ser atendidos por la empresa contratada.

Atención!
En ningún caso la empresa contratada asistirá a personas que no dispongan del volante de asistencia o que se personen en fechas no acordadas.

EL PLAZO DE PRESENTACIÓN DE SOLICITUDES FINALIZA EL 15 DE ABRIL 2019

 

Fuente: Ok Diario

El Ministerio del Interior ha procedido a incoar expediente disciplinario contra el funcionario de prisiones que denunció 'mobbing' por ser homosexual.
El Ministerio del Interior, que dirige Fernando Grande-Marlaska, ha procedido a incoar un expediente disciplinario contra el funcionario de prisiones, Víctor Somoza, que denunció al ministro y a Instituciones Penitenciarias por sufrir presuntamente acoso laboral ‘mobbing’ en la cárcel de Estremera por ser homosexual y por su ideología política.

El titular del juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla Morales, ordenó al juzgado de Arganda del Rey abrir una investigación sobre este asunto.

Un mes más tarde, el Ministerio del Interior ha emitido un documento firmado por la Subsecretaría en el que se informa que, tras llevar a cabo el procedimiento de actuación frente al acoso laboral en los centros de trabajo de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y tener acceso a la resolución de la Subdirección General de Análisis e Inspección, se ha procedido a incoar un expediente disciplinario contra el denunciante por -según dice la misiva- posible mala fe y presunta falsedad de los datos aportados en su denuncia laboral de acoso.

El funcionario de prisiones Víctor Somoza explica a OKDIARIO que ha avalado “los daños sufridos” con la documentación correspondiente, emitida por el centro sanitario, donde confirma que “se encuentra en seguimiento y tratamiento de cuadro ansioso-depresivo debido a su situación de acoso laboral”.

Por ser homosexual

La denuncia, publicada por OKDIARIO, fue presentada ante los juzgados de lo Penal de Plaza de Castilla contra Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior; Ángel Luis Ortiz González, secretario general de Instituciones Penitenciarias; Alfonso Gordillo Martínez, jefe de servicios de la subdirección general de Inspección Penitenciaria; Enrique Valdivieso de la Hoz, director de la cárcel madrileña; y Eugenio Arribas López, subdirector general de recursos humanos de la secretaria general de Instituciones Penitenciarias.

En ella, Víctor Somoza, que ha reconocido públicamente su homosexualidad, alega sufrir una “persecución” por parte del director Enrique Valdivieso de la Hoz, a quien acusa de un “cambio injustificado de servicio” y de la realización de tareas de un “rango inferior” al que ostenta.

“Acosado por ideología política”

Otro de los motivos de este presunto acoso laboral, según el denunciante, es su ideología política y su condición de pertenencia a un grupo sindical.

En la denuncia explica que su elección como presidente del partido político Unión Cidadá Galega (U.C.GA) coincidió “casualmente” con el inicio del presunto acoso laboral. “En ese tiempo he puesto a los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados en un aprieto al denunciar las irregularidades del incumplimiento de tratados internacionales y nuestro ordenamiento jurídico”, alega.

Fuente: Europasur

Cuatro funcionarios del Centro Penitenciario de Botafuegos, en Algeciras, resultaron heridos este martes cuando intentaban reducir a un interno que se encontraba en el departamento de aislamiento y sufrió un ataque de nervios.

Según relata la Asociación profesional de Funcionarios de Prisiones, el preso comenzó a las 19:15 a golear las paredes, los cristales y la puerta de la celda fuera de sí, gritando insultos y amenazas de muerte a los funcionarios allí presentes". Como amenazaba con autolesionarse, los funcionarios decidieron reducirlo para salvaguardar su integridad física "e incluso su vida". En ese momento, relatan, se abalanzó sobre ellos y les golpeó con violencia con patadas, puñetazos e incluso intentando morderles. Cuatro de ellos terminaron con heridas de diversa consideración y tuvieron que ser atendidos por los médicos del centro penitenciario. 

 Esa misma mañana se había producido otro incidente en el mismo departamento de aislamiento. Un interno amenazó de muerte e intentó agredir a los funcionarios de servicio, que consiguieron evitar que el preso les agrediera y se lesionara.

"Es el día a día de los centros penitenciarios españoles, insultos, intimidaciones, coacciones, agresiones y, lamentablemente, el grave suceso del día 18 en Soto del Real, donde un interno apuñaló cuatro veces un funcionario, sin que por parte del Gobierno se apruebe la condición de agente de autoridad para los trabajadores penitenciarios, lo que disminuiría las agresiones que padecemos, y sin que se refuercen las medidas de seguridad para preservar nuestra integridad", explica el colectivo.

Los sindicatos de prisiones se concentraron ayer a las puertas del centro penitenciario de Botafuegos, bajo el lema #PrisionesSinAgresiones. En muchas ocasiones han denunciado la situación en que se encuentran por la falta de personal y la sobreocupación de la prisión.   

Se adjunta reportaje grafico de las concentraciones realizadas en el dia de hoy por la salvaje agresion a un compañero del Centro Penitenciario de Soto del Real en el día de ayer.

 

Siguenos tambien ahora en INSTAGRAM:  https://www.instagram.com/acaipacaip/

Se adjunta reportaje grafico de las concentraciones realizadas en el dia de hoy por la salvaje agresion a un compañero del Centro Penitenciario de Soto del Real en el día de ayer.

Fuente: La Voz de Almeria

Interior revisará la relación de puestos de trabajo para dotar al CIS de unos 25 funcionarios.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias estudia una revisión de la relación de puestos de trabajo de la cárcel de Almería para permitir la puesta en marcha del nuevo centro de inserción social ‘Manuel Pérez Ortega’.

La orden publicada por el Ministerio del Interior la pasada semana confirmó la adscripción del CIS al centro penitenciario de El Acebuche y, por tanto, su dependencia orgánica. Los funcionarios necesarios para la apertura saldrán directamente de la plantilla de la prisión de Almería.

Instituciones Penitenciaras prevé una dotación de unos 25 funcionarios para el centro ‘Manuel Pérez Ortega’, según fuentes consultadas por LA VOZ DE ALMERÍA. La revisión de la relación de puestos de trabajo pasa esencialmente por la ampliación del personal en esta cifra. 

Se trata de la dotación habitual para los centros de inserción social vinculados a cárceles. Incluye profesionales de distintas áreas y categorías.
Prisiones cuenta con toda una promoción de nuevos funcionarios procedentes del proceso de oposiciones finalizado el pasado 3 de marzo, un ciclo con 831 plazas ofertadas (a expensas de los exámenes físicos).

Puesta en marcha
El CIS de Almería se levantó en el Polígono Sector 20 y, aunque la obra está acabada desde el año 2011, no se entegrará hasta este mes de marzo. No obstante, los trámites administrativos para la dotación del personal pueden retrasar todavía algunas semanas la puesta en marcha. En cualquier caso, en las instalaciones está todo preparado.

El centro albergará a los internos de El Acebuche clasificados en tercer grado y, por tanto, próximos a su puesta en libertad (salen para trabajar y vuelven a dormir, por ejemplo). La apertura tiene consecuencias directas en la mejora de la habitabilidad del centro penitenciario de Cuevas de los Medinas, que reducirá su población reclusa, y también de los programas de reeducación y reinserción social de los presos, principios reconocidos constitucionalmente.

 Lleva el nombre del funcionario de prisiones Manuel Pérez Ortega, asesinado en un atentado terrorista de ETA en el penal de Sevilla en junio de 1991 (explosión de un paquete bomba enviado al director). Ministerio del Interior elige a ‘Manuel Pérez Ortega’ como figura emblemática del espíritu de dedicación de los funcionarios de prisiones, como adelantó LA VOZ DE ALMERÍA.

 
Las dependencias construidas en el Polígono Sector 20 cuentan con unos 5.000 metros cuadrados de superficie y capacidad para 200 internos, además de zonas comunes y espacios para talleres formativos y ocio. Los procesos electorales de estos meses provocan que, tras seis años de espera para la puesta de largo, el centro de inserción social ‘Manuel Pérez Ortega’ de Almería no tenga un acto oficial de inauguración (al menos no político).

 

 

Fuente: El Norte de Castilla

El recluso, que será trasladado de urgencia, le atacó después de que las actividades retrasaran una llamada a su madre y esta no le contestara.

La seguridad en las prisiones se ha vuelto a poner en entredicho el lunes, cuando un funcionario fue agredido en el centro penitenciario de Soto del Real. Un preso interno en el módulo de aislamiento de la cárcel madrileña asestó varios cortes a un funcionario con un pincho, que le clavó hasta en tres ocasiones en el hombro, un brazo y en el costado. También le causó heridas de menor consideración en el cuello.

Fuentes próximas a la investigación apuntan a que el interno regresaba a su celda tras visitar al capellán del centro penitenciario. En ese momento se le permitió hacer una llamada; no era el horario habitual, pero antes no había dado tiempo debido a diferentes actividades programadas. El preso se desplomó cuando estaba haciendo la llamada y varios funcionarios que atendían el servicio de cena acudieron para atenderle. El interno se levantó y, con un tono muy nervioso, comenzó a increpar a los funcionarios: «Mi madre no contesta y es porque no me habéis dejado llamar antes». Los funcionarios trataron de tranquilizar al preso y de llevarle a su celda, pero éste se revolvió y comenzó a gritar: «¡Os vais a cagar, hijos de puta!». Fue entonces cuando sacó un objeto punzante y se abalanzó sobre uno de los trabajadores: «¡Vosotros sois los culpables, os voy a matar, hijos de puta!», tal y como publica El Español.

 
Ahora este preso peligroso recalará en Dueñas y los trabajadores de las las prisiones de toda España –incluidos los de La Moraleja– se concentrarán hoy entre las 12:00 y las 12:15 horas en la puerta de sus centros penitenciarios como muestra de repulsa e indignación ante esta agresión.

Fuente: El Plural

Los sindicatos llaman a concentrarse este miércoles tras las puñaladas a un trabajador en Soto del Real.

Los sindicatos de prisiones han convocado para este miércoles al mediodía una concentración para protestar contra la escalada de agresiones a funcionarios en las cárceles. En un escrito dirigido al director de Instituciones Penitenciarias, Angel Luis Ortiz, anuncian que se manifestarán en todos los centros bajo el lema #PrisionesSinAgresiones.

"Como usted bien conoce, el personal penitenciario está siendo objeto de innumerables agresiones en el interior de los Centros Penitenciarios, incrementándose de forma alarmante tanto su número como la gravedad de las mismas", dicen los sindicatos en su escrito, que firman el presidente de Acaip-UGT, José Ramón López, la secretaria general de CCOO, Doña Silvia Fernández, y el presidente de CSIF Prisiones, Don Adolfo Fernández.

El preso apuñaló a un funcionario

Los sindicatos recuerdan la última agresión, ocurrida en la prisión de Soto del Real, este lunes, cuando un interno "agredió de forma violenta a un funcionario propinándole tres puñaladas con un objeto punzante".  Según explican, los hechos ocurrieron sobre las 20:15 horas, durante el transcurso de una llamada telefónica, cuando el interno fingió un desmayo.

 
Cuando los funcionarios acudieron a socorrerlo, el preso se levantó y  agredió con un objeto punzante a un funcionario, llegándole a propinar hasta tres puñaladas. Los sindicatos firmantes recuerdan que esta agresión "no es un hecho aislado. Es un ejemplo de lo que vivimos diariamente los trabajadores de Instituciones Penitenciarias".

Los sindicatos denuncian que en los últimos seis años se han producito 2.100 agresiones, sin que "se tomen medidas para poner freno". Además, insisten en que actualmente hay más de 3400 vacantes sin cubrir, lo que afecta a la "seguridad de todos los internos y trabajadores penitenciarios".

Fuente: El Confidencial

El apuñalamiento a un funcionario obliga a la dirección del centro penitenciario a confinar a los reclusos y a evitar el contacto físico con ellos.

La dirección del centro penitenciario de Soto del Real ha ordenado aislar a todos los internos que alberga el módulo 15 de la instalación. La cúpula de la prisión ha tomado esta decisión como reacción a la agresión de un recluso contra un funcionario. El preso asestó varias puñaladas con un punzón casero en la cabeza, en un brazo y en la espalda del empleado, que tuvo que ser asistido por los servicios de emergencias, que le dieron varios puntos de sutura para cerrar las diferentes heridas.

La agresión tuvo lugar a las 20 horas del pasado lunes, justo en el momento en el que los internos se dirigían al comedor para cenar. En ese contexto, uno de los presos más conflictivos pide hacer una llamada. Cuando va camino del teléfono, finge un desmayo y se cae al suelo, lo que provoca que acudan dos funcionarios para atenderle. Es ahí cuando el recluso saca el citado punzón, que no era más que un bolígrafo reforzado para pinchar, y se lo clava a uno de los que habían ido a auxiliarle. El reo intentó alcanzar el cuello de la víctima, pero ésta logro pararle en el último movimiento.

El episodio ha provocado que el módulo, que ya era de aislamiento, se transforme en un auténtico fortín. Una orden interna de la dirección del centro ha suspendido todas las actividades colectivas, con lo que los presos quedarán recluidos en sus celdas hasta nuevo aviso. Cualquier trabajo con los internos se limitará a lo estrictamente necesario. "Las intervenciones de los profesionales penitenciarios del módulo 15, incluidos sanitarios y tratamentales, se realizarán individualmente en las celdas por el sistema abrepoco", detalla el escrito de la dirección, que blinda a todos los empleados que tengan que entrar en contacto con los reos.

"Los empleados penitenciarios que presten servicio en el módulo 15 que tengan contacto físico con internos destinados en ese departamento en cualquiera de sus situaciones regimentales deberán estar equipados con las medidas de protección correspondientes, consistentes siempre en chalecos, casos y defensas, a fin de que de manera preventiva se preserve la integridad de dichos empleados y del resto de la población reclusa", conmina la cúpula de Soto del Real, que modifica de este modo la rutina de la prisión.

De hecho, la dirección habilita "provisionalmente" los artículos 75.1 y 75.2 del Régimen Penitenciario, que establecen las limitaciones de esta vida diaria del centro y las medidas de protección personal. En concreto, el primero de estos dos puntos establece que "los detenidos, presos y penados no tendrán otras limitaciones regimentales que las exigidas por el aseguramiento de su persona y por la seguridad y el buen orden de los establecimientos, así como las que aconseje su tratamiento o las que provengan de su grado de clasificación".

Asimismo, "con los mismos objetivos y a efectos de garantizar la seguridad del centro y en concreto del módulo 15, se procederá a partir de mañana a vaciar cada una de las galerías". La finalidad de esta medida, continúa el escrito, es realizar "las labores de registro y requisas necesarias tanto a las personas internas como a las dependencias de las celdas y zonas comunes de dicho módulo". "Se aprovechará tal circunstancia para que por parte del equipo de mantenimiento se realicen las reparaciones y labores complementarias en todas esas dependencias con el fin de verificar el correcto estado de las mismas", apunta la orden, que "revoca y anula" todas aquellas normas que contravengan el escrito, firmado hoy.

 

 

Página 1 de 493