Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme
Pablo

Pablo

Fuente: Andalucia Información

Sobre las 10 h del día de hoy, discuten 2 internos entre ellos , debido al estado de nerviosismo que presentan y a la tensión que se está originando entre el resto de la población reclusa, la cuál está en el patio, los trabajadores de esa unidad aislan a los internos intervinientes.

El interno H.M.A. al proceder a su aislamiento, se resiste a ser reducido física y mecánicamente, por ello en el momento de colocarle los grilletes, insulta y amenaza, a la vez que golpea a los funcionarios que intentan reducirle.

Resaltar la envergadura y condiciones físicas que presenta el interno, siendo muy corpulento y de un peso aproximado de 140 kilos, con antecedentes penales por haber agredido a funcionarios en otros Centros Penitenciarios y con una larga trayectoria delictiva que comenzó en 1996.

Como resultado 7 funcionarios de prisiones han sido atendidos en la enfermería de la prisión con heridas de diversa consideración en 1ª instancia, de los culaes 3 han sido derivados al Hospital de Algeciras.

Acaip-Ugt, hará un seguimiento para que los hechos sean puestos en conocimiento del juzgado de guardia, donde esperamos que se aplique el Código Penal sin contemplaciones y de forma contundente, atendiedo a la gravedad de los hechos acontecidos

Desde el sindicato Acaip-Ugt, volvemos a informar a los ciudadanos  las lamentables condiciones laborales, carente en medios humanos y materiales, en las que los Funcionarios de prisiones tenemos que realizar nuestra actividad laboral diariamente, que la prisión de Botafuegos, sigue engrosando las estadísticas nacionales referente a agresiones en los centros penitenciarios, en los últimos 6 años más de 2100 agresiones, es decir a más de una agresión diaria.

Por último, desear una rápida recuperación a los compañeros agredidos y felicitarles por su profesionalidad en el ejercicio de sus funciones.

Fuente: La Vanguardia

Dos funcionarias del Centro Penitenciario de Asturias fueron agredidas este jueves por una interna del módulo diez, según ha informado el sindicato Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).

Dos funcionarias del Centro Penitenciario de Asturias fueron agredidas este jueves por una interna del módulo diez, según ha informado el sindicato Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).

Las mujeres sufrieron lesiones de diferente consideración en manos, muñecas o brazos. Según ha explicado desde el sindicato, tuvieron que recibir asistencia sanitaria en el propio centro penitenciario y "en un alarde de profesionalidad" continuaron con su jornada laboral "dada la falta de efectivos" a pesar de los golpes recibidos y del estrés causado por la agresión recibida.

Según Acaip, este episodio no es un caso aislado y las agresiones en la cárcel asturiana son "el pan nuestro de cada día". Se quejan de la carencia de recursos humanos y materiales para hacer frente a estas situaciones, así como la alta edad media de la plantilla de trabajadores, que en la prisión asturiana se cifra en los 57 años de edad.

Por último, la organización reclama a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que ponga fin "de una vez por todas" a la "sangría" que están "padeciendo los trabajadores" y les dote de más medios humanos y materiales, así como unas retribuciones acordes con el trabajo que desempeñan y se les revista con carácter de autoridad. "Para que este tipo de agresiones no queden impunes", apostillan.

Se adjunta sentencia ganada por Acaip por la cual se reconoce el derecho de un compañero a una adscripción en un centro próximo a su domicilio por tener un hijo con una enfermedad que precisa de unos cuidados especiales.

 

VISTO por la Sala, constituida por los Ilmos. Sres. Magistrados "supra" relacionados, el recurso contencioso-administrativo número 656/2017 seguido, ante la Sección VII de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de este Tribunal Superior de Justicia de Madrid, interpuesto por la Procuradora de los Tribunales Dª. Isabel Monfort Sáez, en nombre y representación de D. Gonzalo Parrella Ochoa, contra la Resolución de 28 de abril de 2017 de la Subdirectora General de Recursos Humanos de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior –por delegación del Subsecretario de Interior–, por la que denegó la solicitud de adscripción definitiva a un Centro Penitenciario cercano al domicilio familiar en las provincias de Madrid o Toledo.

Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias
Resolución de 8 de mayo de 2019, de la Subsecretaría, por la que se convocan pruebas selectivas para ingreso, por el sistema general de acceso libre, en el Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias, especialidad de Juristas y Psicólogos.

Fuente: Galicia Express

Los sindicatos denuncian que se trata del tercer incidente "grave" en los últimos diez días

Un recluso "violento" del módulo 11, ocupado por presos "multirreincidentes", de la cárcel pontevedresa de A Lama ha agredido a tres funcionaros de dicha prisión cuando se disponían a proporcionarle un colchón para su celda.

Tal como han informado en un comunicado conjunto diferentes organizaciones sindicales con representación en A Lama, el suceso ocurrió este lunes, cuando el preso agredió a uno de sus compañeros. Este hecho motivó que, tras resolverse el incidente, fuese trasladado al módulo de Aislamiento.

"Una vez allí, y cuando los tres funcionarios de servicio se disponían a proporcionarle el colchón para la celda, se abalanzó sobre ellos nada más abrirse la puerta. Aunque lograron echarlo al suelo, no conseguían reducirlo debido a la gran fortaleza física y la extrema violencia demostrada por el recluso", han explicado Acaip-UGT, CC.OO., ATP, CSIF y CIG.

De esta manera, fue necesaria la intervención de otros tres profesionales del módulo 14 que acudieron en su ayuda e inmovilizaron al preso. "No obstante, siguió profiriendo todo tipo de amenazas hacia los trabajadores y no cesó su actitud, por lo que fue necesario proceder a aplicar la sujeción con correas en una celda especial hasta que cesó su resistencia", han señalado.

A consecuencia de este altercado resultaron lesionados dos de los funcionarios que intervinieron, que fueron atendidos en la propia Enfermería del Centro, con heridas que no revisten gravedad.

TERCER INCIDENTE EN 10 DÍAS
Según los sindicatos, este es el tercer incidente "grave" que se produce en el penal pontevedrés en los últimos diez días, contando solo aquellos en los que se ven involucrados los funcionarios, "pues las peleas y ajustes de cuentas entre los internos son rutinarias en el medio penitenciario".

Solo diez días antes, un "nutrido" grupo de funcionarios habían tenido que emplearse a fondo para reducir a otro interno del módulo 14 caracterizado por su gran envergadura física, si bien en esta ocasión no hubo que lamentar daños.

Así, según ha asegurado a Europa Press un miembro de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip), Marcos Blanco, "la falta de medios y de personal" provoca estas situaciones que ocurren "cada poco tiempo".

SITUACIÓN "EXPLOSIVA"
También el día 12 de mayo, los trabajadores de la cárcel vivieron otra situación "explosiva". En este caso se trataba de un preso que, estando clasificado en primer grado (el más restrictivo), fue progresado a un régimen "mucho más relajado", que es el módulo terapéutico, donde se sigue un programa de deshabituación de drogas. Sin embargo, problemas de convivencia motivaron su expulsión del mismo.

"Al comunicarle que debía abandonar el módulo, reaccionó de manera extremadamente agresiva. Se parapetó en la celda, rompió una silla de plástico con la finalidad de utilizar las patas como arma y roció el suelo con gel de baño para provocar que los funcionarios resbalasen", han explicado los sindicatos.

A continuación, el recluso salió al pasillo de la galería y se situó al fondo blandiendo dos patas de la silla con aristas afiladas y retando a los trabajadores.

"Estos intervinieron provistos de trajes de protección y escudos, y tras un largo forcejeo consiguieron ponerle los grilletes y trasladar a este interno a Aislamiento. A consecuencia de este incidente algunos funcionarios sufrieron contusiones pero de escasa consideración", han apostillado Acaip-UGT, CC.OO., ATP, CSIF y CIG.

PRECARIA SITUACIÓN
Así, dichos sindicatos han aclarado que "no se quejan por realizar su trabajo", pero han querido denunciar "la cada vez más precaria situación en que desempeñan esa labor".

"Esta es una situación que afecta no solo a los servicios de vigilancia, sino a todas las áreas. El envejecimiento de las plantillas y la alarmante falta de personal hace cada vez más difícil desempeñar nuestro cometido con la debida diligencia, y nos vemos sometidos a una carga de trabajo desproporcionada, expuestos cada vez a más riesgos y sin reconocimiento profesional", han criticado, por lo que han exigido a la administración que "tomen en serio el grave problema".

Comunicado de la reunión de la subcomisión de la CIVEA celebrada el dia 21 de mayo 2019

En archivo adjunto, se acompaña la convocatoria de personal docente para la realización de la segunda fase del curso selectivo de los prácticos Ayudantes  (OEP. 2018).

El pasado 11 de diciembre fuimos capaces de reunir a más de 10.000 personas en Madrid en busca de un cambio. Somos capaces de trasladar tu voz.

Fuente: La Voz de Cadiz

El pasado mes de abril le reventó un ojo a un funcionario a puñetazos y patadas, este domingo le ha prendido fuego a su celda. Los sindicatos han solicitado su traslado urgente

Ángel Platón Estévez, alias 'Platón', un recluso de los catalogados como muy conflictivos, suma desde este domingo un nuevo capítulo en su historial de incidentes en prisión. Si hace unos meses hería a cinco funcionarios, causándole graves daños en un ojo a uno de ellos cuando estaba siendo trasladado; este domingo la ha vuelto a liar, según denuncian los sindicatos con representación en Puerto III. En esta ocasión ha intentado quemar la celda que habita en el módulo de aislamiento.

Los hechos ocurrían durante la mañana cuando le prendía fuego a su celda. Los funcionarios tenían que entrar a por él pertrechados con los equipos de seguridad para poder reducirlo debido al nivel de nerviosismo y agresividad que presentaba el recluso.

Platón ya tiene un rosario de antecedentes a su espalda. También aquí en la provincia, también en Puerto III, el pasado mes de abril agredía a cinco funcionarios. Ocurrió tras haber tenido otro encontronazo con él por la mañana. Después de aislarlo como indica el reglamento lo fueron a trasladar de nuevo a su 'chabolo' cuando comenzó a insultar y amenazar a los trabajadores que realizaban el traslado «cada vez más alterado». De repente, según explicaban entonces, se abalanzó sobre los funcionarios golpeándolos y escupiéndoles. Lograron reducirlo a duras penas, teniendo que ser apoyados por compañeros de otros módulos debido a la gran fuerza y complexión que tiene este preso. Más aún cuando está fuera de sí.

Uno de los incidentes más graves que ha protagonizado ocurrió en el centro penitenciario de Estremera que acabó con casi una decena de funcionarios heridos. Platón cumple condena por agresiones, altercados, delitos contra la salud pública, robo e intimidación. Los sindicatos ACAIP, APFP, CSIF y UGT habían solicitado el traslado de este recluso a otra cárcel debido a su alta conflictividad en Puerto III.

Los sindicatos piden más medios para poder hacer frente a cualquier incidente. Tanto materiales (como elementos de protección y contención) como personales con una plantilla que se ajuste al trabajo que tienen que realizar a diario con este tipo de internos, a los que, también recalcan, se les tiene que dar la catalogación de FIES.1 cuando así lo precisen.

También demandan que se instauren protocolos más acordes a la conflictividad de los reclusos. Tanto con la Guardia Civil en el momento de los traslados como para otras actuaciones. Y que se les dé una formación completa y específica para intervenciones en las que se pone en riesgo tanto su vida como la de los propios presos. Otra de sus demandas es que se les considere agente de la autoridad para sentirse más protegidos también penalmente y que los mismos reclusos se cohiban más a la hora de intentar agredirles.

Página 1 de 504