Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme

Interior prohíbe los vis a vis en las prisiones de siete comunidades ante los rebrotes

Fuente: El confidencial

Toma la decisión después de recomendar a algunos centros mantener los encuentros personales entre reclusos y familiares al entender que se trata de un derecho de los presos.

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha ordenado hoy prohibir todas las comunicaciones en las prisiones de siete comunidades autónomas entre internos y familiares ante los fuertes rebrotes de coronavirus que está habiendo en todos estos territorios. Así se lo ha transmitido hoy mismo el responsable del departamento, Ángel Luis Ortiz, a los directores de los centros ubicados en las mencionadas regiones, según explican desde Instituciones Penitenciarias.

La suspensión de los encuentros personales para los reclusos estará vigente durante las próximas tres semanas y afectará a todos los centros de la Comunidad de Madrid, País Vasco, La Rioja y Navarra, además de a las instalaciones de Mallorca, Zaragoza (Zuera) y Valencia (Picassent). Los presos de todas estas dependencias, por lo tanto, tan solo podrán comunicarse con sus familiares a través de videollamadas y entrevistas por locutorio. Los responsables de la Secretaría General reforzarán las teleconferencias para que los reos sigan en contacto con quienes deseen a través de este método.

Según explican desde Instituciones Penitenciarias, la decisión la toman el departamento tras analizar "caso por caso" los riesgos de contagio de coronavirus que existen en los diferentes centros dependientes de la Administración General del Estado. La orden llega apenas dos días después de que el número dos de Instituciones Penitenciarias, Miguel Ángel Vicente, remitiera por correo electrónico a varias cárceles una serie de recomendaciones que, en algunos casos, iban dirigidas precisamente en sentido contrario. En concreto, Vicente aconsejó a algunos centros que pretendían cerrar los vis a vis mantenerlos abiertos. Se trata en todos los casos de instalaciones ubicadas fuera de los territorios donde ahora, a través de la nueva orden, Instituciones Penitenciarias limita el derecho a las comunicaciones de forma radical.

En los últimos días, las reuniones en la Secretaría General han sido constantes. El resurgir del coronavirus en España se extiende también entre la población reclusa, que a través de esas comunicaciones con familiares se pone en riesgo de contagiarse. En la actualidad, hay 32 funcionarios de prisiones y 35 internos infectados de Covid-19. Todos ellos guardan cuarentena, así como sus compañeros y vecinos de módulo. En total, 70 trabajadores y 419 presos se encuentran aislados a modo de prevención, dado que el virus no se manifiesta necesariamente en todo el mundo y tarda varios días en presentar síntomas en aquellos que lo han contraído.

De momento, el coronavirus ha pegado con fuerza en tres cárceles españolas. Se tratan de los centros de Ocaña, Zuera y El Dueso. Los sindicatos han criticado la falta de previsión por parte del Ministerio del Interior. "Cuando han estado cerradas, hemos tenido las prisiones con menos número de contagios de Europa, pero tras iniciar la desescalada, que provocó la apertura en masa de las comunicaciones íntimas, la cosa cambió", afirmó a principios de agosto a El Confidencial el presidente de Acaip, José Ramón López. "Los internos tienen miedo", resumió el representante sindical, que también se ha mostrado más recientemente en contra de las mencionadas recomendaciones de mantener abiertos los vis a vis en algunas prisiones. "Es una auténtica barbaridad", ha dicho.

Desde Instituciones Penitenciarias han explicado a El Confidencial que estos consejos de abrir los encuentros personales entre internos y familiares en algunos centros se basan en el derecho que tienen los reclusos a mantener comunicaciones con el exterior, que en ningún caso puede ser conculcado sin razones objetivas. En las instalaciones ubicadas en territorios donde apenas hay rebrotes, argumentan desde el departamento dirigido por Ortiz, no tiene sentido prohibir los vis a vis, ya que no estamos en estado de alarma y, como pasó con la decisión del Gobierno de Madrid de prohibir fumar, la orden podría ser revocada por un juez.

Valora este artículo
(0 votos)