Imprimir esta página

Las anotaciones hacían referencia a la vida en prisión de algunos funcionarios y reos

La comparecencia de Juan Antonio Roca se produce después de que el instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, remitiera al juzgado decano de Málaga unas diligencias previas que había decidido abrir en relación a las libretas intervenidas en prisión, al observar en ellas indicios de delito.

Fuente: Voz de Galicia

La comparecencia de Juan Antonio Roca se produce después de que el instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, remitiera al juzgado decano de Málaga unas diligencias previas que había decidido abrir en relación a las libretas intervenidas en prisión, al observar en ellas indicios de delito.

En los cuadernos que se le requisaron al ex asesor de urbanismo se recogían datos relativos a funcionarios e internos de la cárcel malagueña, así como referencias a las dependencias e instalaciones del centro, incluso «croquis o planos de la propia prisión de los que se ignora su finalidad», según el auto dictado por el magistrado.

Algunos reproches

Además, aparecieron anotaciones sobre los turnos de los funcionarios, sus datos y «determinadas incidencias ocurridas en la prisión con algunos reproches hacia determinados funcionarios del centro penitenciario». Los cuadernos fueron intervenidos cuando Roca iba a ser trasladado a la cárcel de Albolote (Granada).

A raíz de la intervención de los cuadernos, Roca presentó una querella por revelación de secretos e infidelidad en la custodia de documentos contra el entonces director de la prisión del Alhaurín, Ángel Herbella, actual director de gabinete de la directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, que fue admitida a trámite.

Por este motivo, se ha dirigido un exhorto a un juzgado de Madrid para que allí se tome declaración a Herbella, según detalló Álvarez en su comparecencia.

Valora este artículo
(0 votos)