Imprimir esta página

Trabajadores de Puerto 3 retienen dos horas a Teófila y Aurelio Sánchez

Los dirigentes del PP, que visitaban la obra de la macro cárcel, fueron 'atrapados' por un centenar de operarios que exigía a su empresa el pago de las nóminas.

Fuente: Diario de Cádiz digital

Dirigentes del PP retenidosLa alcaldesa de Cádiz, senadora y parlamentaria del PP Teófila Martínez, y el diputado nacional y portavoz municipal de la formación en El Puerto, Aurelio Sánchez Ramos, fueron ayer retenidos durante dos horas y media en la puerta de la nueva cárcel Puerto 3, en el término municipal de El Puerto, después de que unos 120 obreros que participan en la construcción del complejo taponaran los accesos como medida de protesta por las pésimas condiciones en que se desarrolla su actividad laboral. Las obras fueron adjudicadas a la UTE (Unión Temporal de Empresas) conformada por Dragados y Construcciones y Bahía San Kristóbal, que han subcontratado los trabajos de construcción a dos firmas sevillanas, Ovidio Estructura y Premia, a las que pertenecen los trabajadores en huelga.

Los dirigentes populares habían iniciado a las nueve y media de la mañana un recorrido sorpresa para conocer la marcha de estas obras, en el que estuvieron acompañados por el subdirector de Instituciones Penitenciarias, Javier Ramos, varios técnicos, arquitectos y directivos de la UTE constructora y dirigentes sindicales de UGT y ACAIP.

Una vez concluida la visita, el microbús en el que viajaban se vio obligado a detenerse ante la puerta de salida del complejo, al ser cortado el paso por la protesta laboral. Los obreros taponaron las dos puertas de acceso al gigantesco recinto, amurallado, en cuyo interior comenzó a levantarse la nueva macro cárcel hace seis meses.

Avisados por la sorprendida comitiva, en la zona se personaron efectivos tanto del Cuerpo Nacional de Policía como de la Policía Local portuense, sin que finalmente fuera necesario que intervinieran para nada más que mediar entre las partes. Y es que a pesar de que en los primeros instantes se vivieron momentos de incertidumbre y tensión, lo cierto es que no se registraron incidentes dignos de mención. Eso sí, los trabajadores aprovecharon para explicar a los dirigentes del PP las malas condiciones laborales en que se encuentran (falta de servicios y agua corriente, aparcamientos que son un barrizal, falta de accesos seguros por carretera, etc.), y en especial el impago del salario del mes de diciembre. Según denunciaron a este periódico varios de los afectados, la UTE tan sólo ha abonado a las subcontratas el 25 por ciento de los salarios de los trabajadores, no habiendo recibido éstos a estas alturas del mes de enero cantidad alguna.

Mientras representantes de la empresa intentaban negociar con los trabajadores, la comitiva popular aprovechó para abandonar la zona. Aunque hubo de hacerlo por la retaguardia, toda vez que el personal no acababa de retirarse de la salida principal, y no en el microbús en el que habían llegado, sino en un todoterreno particular de un empleado de la empresa, con el que enfilaron por un poco transitable camino trasero.

Ni Teófila Martínez ni Aurelio Sánchez Ramos quisieron efectuar declaraciones, minimizando lo ocurrido este último, resaltando que su visita a la obra era meramente casual y que no tenían nada que ver con el problema.

Los trabajadores, por su parte, no ocultaron su indignación por haberse visto obligados a recurrir a medidas extremas como las de ayer para reclamar sus derechos y lograr ser escuchados por las empresas adjudicatarias. Y es que según desvelaron a este diario, comenzaron sus movilizaciones este pasado lunes, parando durante hora y media los trabajos. Con ello no lograron nada. Así que este pasado miércoles, al llegarles rumores de que Teófila Martínez iba a realizar una visita a la obra, decidieron aprovechar la ocasión para que su protesta fuera sonada. Y no hay duda de que al menos lograron la atención esperada.

Al mediodía, representantes de la UTE comenzaban a negociar con las subcontratas al objeto de llegar a un acuerdo. Los trabajadores, como medida de buena voluntad, volvieron a la obra por la tarde, esperando una fumata blanca que al cierre de esta edición no había llegado. Así las cosas, anunciaron su intención de protagonizar hoy una nueva huelga. Y así seguirán hasta que cobren y hasta lograr una mejora en unas condiciones de trabajo que, en el siglo XXI, son tercermundistas.

 

Valora este artículo
(0 votos)