Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme

Funcionarios de prisiones iraquíes aprenden derechos humanos en España

Gallizo ofrece apoyo a Bagdad para abordar la reforma del sistema penitenciario.

Fuente: EL PAIS.es

Un total de 16 funcionarios iraquíes de prisiones participan en el curso que, sobre gestión de centros penitenciarios y derechos humanos, se desarrolla en Madrid desde el pasado 7 de mayo y hasta el próximo día 25
El curso, coordinado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, en colaboración con la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, forma parte del programa Eurojust Lex -aprobado en marzo de 2005 por el Consejo de la Unión Europea, a petición de Irak- y es el primero destinado en exclusiva a funcionarios de prisiones.
La ministra iraquí de Derechos Humanos, Wijdan Mijalil Salim, que el pasado día 8 participó en una jornada del curso, reconoció a EL PAÍS que "el principal problema está en las cárceles [...] Hemos tenido 35 años de dictadura y no podemos acabar con las malas prácticas de la noche a la mañana". No obstante, aseguró que "la tortura es un problema bastante limitado y puntual, no es sistemática".

La directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, ofreció a la ministra iraquí la colaboración española para reformar el sistema penitenciario de su país.

Los funcionarios que participan en el curso trabajan en las prisiones dependientes de los ministerios de Interior (en el norte de Irak, bajo control kurdo) y en el centro (en torno a Bagdad), pero no en las del Ministerio de Defensa, de gestión más opaca.

A lo largo de este año está previsto que se celebren en España un total de seis cursos de formación para jueces, policías y funcionarios de prisiones iraquíes, por un coste total de 700.000 euros. El primero de dichos cursos se celebró en febrero pasado en la Escuela de la Guardia Civil de Valdemoro. El curso para funcionarios de prisiones se está celebrando también a las afueras de Madrid, aunque el emplazamiento no se ha revelado por razones de seguridad.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decidió en abril de 2004 la retirada de las tropas españolas de Irak, pero mantuvo los compromisos económicos asumidos por el Ejecutivo de José María Aznar, que ascendían a un total de 300 millones de dólares en cinco años.

Valora este artículo
(0 votos)