Imprimir esta página

Gallizo, ¿la breve?

Mercedes Gallizo, nacida el 2 de diciembre de 1952 en Zaragoza, ex Funcionaria del Ayuntamiento de Zaragoza. Fue promotora y coordinadora del libro "El Sueño de la Libertad", editado con motivo de la apertura del centro penitenciario de Zuera. Como miembro del Partido Democrático de la Nueva Izquierda (PDNI) fue miembro de la Ejecutiva Federal de Izquierda Unida y también formó parte de la comisión que negoció la integración del PDNI en el PSOE, partido del que actualmente es miembro del Comité Federal. Ha sido Diputada autonómica por el PSOE en Aragón y Diputada nacional por el PSOE en la VII Legislatura, donde fue responsable del Grupo Parlamentario Socialista en temas penitenciarios en la Comisión de Justicia e Interior. Último cargo, Directora de la Oficina del Gobierno de Aragón en Madrid.

Fuente: Paz Digital

Mercedes Gallizo, nacida el 2 de diciembre de 1952 en Zaragoza, ex Funcionaria del Ayuntamiento de Zaragoza. Fue promotora y coordinadora del libro "El Sueño de la Libertad", editado con motivo de la apertura del centro penitenciario de Zuera. Como miembro del Partido Democrático de la Nueva Izquierda (PDNI) fue miembro de la Ejecutiva Federal de Izquierda Unida y también formó parte de la comisión que negoció la integración del PDNI en el PSOE, partido del que actualmente es miembro del Comité Federal. Ha sido Diputada autonómica por el PSOE en Aragón y Diputada nacional por el PSOE en la VII Legislatura, donde fue responsable del Grupo Parlamentario Socialista en temas penitenciarios en la Comisión de Justicia e Interior. Último cargo, Directora de la Oficina del Gobierno de Aragón en Madrid.

En este "extraordinario" curriculum se han basado Zapo y su compi de pupitre.

Alonso para alzar a esta ¿señora? hasta la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. La malas (¿o buenas?) lenguas señalan que su salto se debe a que aún resuenan sus ladridos en el Parlamento Aragonés...

¿Alguien recuerda el mombre de los anteriores Directores Generales de IIPP?, pues seguro que este no lo olvidarán, y es que bien se ha interesado la "dire" en no pasar desapercibida en tan corto período de tiempo:

LA FLEXIBILIDAD
Las fugas de narcotraficantes, etarras, violadores y menores delincuentes son lamentablemente parte fundamental de los escándalos judiciales de España. No hace mucho tiempo que la actitud de una jueza de vigilancia penitenciaria, Ruth Alonso, significó la puesta en libertad de terroristas en contra de la opinión de fiscales, psicólogos y directores de cárceles. El tercer grado y la reincidencia son con demasiada frecuencia un binomio que sólo perjudica a las víctimas de la delincuencia. Pero la nueva directora general de Instituciones Penitenciarias ya ha dado suficientes muestras de la política de prisiones que nos espera en esta legislatura. En una entrevista concedida a la agencia Europa Press, tras el cese del director de Alcalá Meco por el régimen de visitas del preso Mario Conde, Mercedes Gallizo deja claras sus intenciones. Eso sí, asegura que no habrá que cambiar ley alguna. Sólo, y eso es lo peor, “eliminar obstáculos que no son razonables”.

LA UPV
Gallizo se salta el pacto PP/PSOE y afirma que los presos etarras podrán volver a estudiar a las Universidades vascas donde se detectaron varias irregularidades en los aprobados.

TRATOS DE FAVOR
Bajo la tapadera del trato a favor a Mario Conde, procedió a la destitución de Jesús Calvo, y olvidó por completo que En algunas cárceles los terroristas disponen de cuatro horas más de patio de las que deberían tener al ser de primer grado. Los etarras son siempre los primeros en recibir asistencia médica sin esperar turno. Les atienden psicólogos vascos con los que hablan en vascuence sin traductor, por lo que algunos sospechan que los tales psicólogos transmiten y reciben consignas e información. Muchos etarras profieren amenazas contra los funcionarios sin que se les sancione. No pocos cumplen condenas en módulos que no son de primer grado.
A un etarra especialmente sanguinario la autoridad
penitenciaria le concedió el lujo no sólo de habitar en una celda unipersonal sino que le facilitó otra celda contigua para que pudiera estudiar filología inglesa y vasca, instalándole un ordenador personal mientras los demás presos deben esperar turno para utilizar el aula informática...,¿tal vez esto no es trato de favor?

LA UNIFICACIÓN
Esta medida supone que tanto funcionarios como funcionarias, indistintamente, puedan prestar servicio interior en contacto directo con internos o internas. En la actualidad los únicos puestos que están acotados a las Escalas por sexo son los de vigilancia directa y control de la población reclusa, ya que todos los demás son indistintos, y esto se debe a la diferenciación regimental de módulos de hombres y módulos de mujeres existente en la Ley Orgánica General Penitenciaria. ¿Si existen módulos totalmente separados por sexos, como es posible prestar servicios de forma indistinta? ¿Por qué ningún país europeo avanzado tiene este sistema? ¿Por qué el Tribunal de Estrasburgo permitió esta diferenciación?
No se trata de un problema teórico sino de la gestión diaria de un Centro Penitenciario que puede provocar que en determinados Establecimientos de cumplimiento de hombres la inmensa mayoría del personal sea femenino, con las importantes disfunciones que puede provocar. Debemos tener en cuenta que la legislación penitenciaria obliga a la utilización de medios coercitivos en determinadas situaciones y uno de los mismos es la utilización de la fuerza física personal. ¿Qué ocurriría si se produce una agresión sexual a una funcionaria por parte de los internos? ¿Sería responsable la Directora General?
Pero no sólo existen problemas en relación con el personal femenino, sino también con el masculino que deba prestar servicios en departamentos de mujeres relativos, entre otros, a denuncias de acoso sexual, provocaciones de las internas y el trabajo diario en los mismos.

REDUCCIÓN DEL PRIMER GRADO Y AISLAMIENTO
Medida que recuerda a los primeros años al frente de la Institución Penitenciaria de Don Antoni Asunción que, con la misma idea, flexibilizó este régimen lo que provocó unos años de gravísima conflictividad en los Centros Penitenciarios con muertos, asesinatos, secuestros del personal, motines, numerosos plantes colectivos y agresiones al personal y entre internos en todo el mapa penitenciario.
Sin embargo, debido al fracaso de dicha política fue el propio Director General socialista el que estableció el actual sistema de control de los internos más peligrosos del sistema penitenciario. A fecha 30 de abril – sobre 38.493 internos penados, existen 1.077 primeros grados (1.012 hombres y 65 mujeres), lo que supone un 2,79% del total.

Si tenemos en cuenta que en este grado de tratamiento se incluyen la mayor parte de los internos terroristas y un número importante de narcotraficantes por la duración de sus condenas y la pertenencia a bandas organizadas, debemos concluir que la aplicación de esta situación penitenciaria es absolutamente residual y restrictiva y en ningún caso abusiva o desmesurada como parece desprenderse de las declaraciones de la Directora General , la flexibilización de los sistemas de control existentes para los internos más peligrosos de la institución pueden provocar un incremento muy importante de la conflictividad en los Centros Penitenciarios, debido a la capacidad de liderazgo, coacción y manipulación que los mismos mantienen sobre el resto de los internos, lo que unido a la situación de hacinamiento existente en la actualidad generaría una situación difícil de controlar.

LA POLÍTICA SANITARIA
Declaraciones de Gallizo: "la política sanitaria de las cárceles está llena de agujeros negros y los presos tienen graves problemas de salud y están muy mal tratados".
Resulta sorprendente declaraciones de este tipo, cuando se aborda uno de los aspectos del sistema penitenciario que disfruta de más medios dentro de la Institución. Así nos encontramos con que la ratio personal sanitario es más de diez veces superior a la existente en las diferentes Comunidades Autónomas para el resto de ciudadanos, con el agravante que estas ratios se miden en cartillas y no en personas como en los Centros Penitenciarios.
Existen numerosos tratamientos y programas específicos en el medio penitenciario con una gran implantación como los de metadona, libres de droga, vacunaciones específicas, tuberculosis o enfermedades de declaración obligatoria entre otros, por lo que la profesionalidad del personal sanitario en todas sus modalidades está claramente demostrada. Es evidente que cualquier aspecto de la Institución Penitenciaria es mejorable, pero una cosa es decir que se van a solucionar algunos problemas y otra es afirmar que es un desastre y que se “trata muy mal” a los internos.
Este tipo de incontinencias verbales deja muy a las claras el talante de quien las pronuncia. Se debe ser mucho más serio y más riguroso a la hora de valorar la actuación profesional por parte de un político que no conoce en profundidad la Institución que dirige.

EL CESE DE LOS DIRECTORES
Mercedes Gallizo, vulneró el pasado martes la normativa que impide identificar a los funcionarios de prisiones. Gallizo dio a conocer el martes su decisión de nombrar a 21 directores de centros penitenciarios y trasladar a otros diez. Mediante una nota de prensa, la Dirección de Instituciones Penitenciarias difundió los nombres de los nuevos directores, así como el destino de estos.
A raíz del secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara -producido el 19 de enero de 1996-, la Dirección General de la Función Pública del entonces Gobierno socialista de Felipe González dictó una resolución sobre medidas de seguridad del personal de Instituciones Penitenciarias -todavía en vigor-, en la que se trata de evitar que se diera publicidad a los nombramientos de los funcionarios de prisiones.

Mes y medio después del secuestro de Ortega Lara por parte de la banda terrorista ETA, se constituyó en la Secretaría de Estado de Asuntos Penitenciarios una «mesa permanente de seguridad», con participación de todas las centrales sindicales con representación en el ámbito del de Instituciones Penitenciarias.

En su reunión del 5 de marzo de de 1996, la mesa acordó solicitar que, por razones de seguridad, en el texto que se publique en el Boletín Oficial del Estado de las resoluciones de los concursos para la provisión de puestos de trabajo y nombramientos de funcionarios de carrera de la Secretaría de Estado de Instituciones Penitenciarias «no aparezcan los nombres y apellidos de los mismos, sino un número identificativo, o bien no aparezca la localidad y provincia de destino».

Sin embargo, el Gobierno socialista distribuyó el pasado martes una nota de prensa que, bajo el título «la directora general de Instituciones Penitenciarias nombra 21 nuevos directores de centros penitenciarios», da a conocer los nombres de los funcionarios de prisiones ascendidos y la prisión de destino. «Con estos cambios -concluye la nota- culmina la renovación de los equipos directos de los centros penitenciarios, fundamentales para poner en marcha la política penitenciaria impulsada por la Directora General»

Sin criterios profesionales.

Por otra parte, el relevo de los 21 directores de prisiones y el traslado de otros 10 han levantado las más duras del Partido Popular y el sindicato USIAP-USO, que denuncian «purgas de profundo carácter político» en las cárceles. El secretario ejecutivo de Libertades Públicas y Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, destacó el «extraordinario servicio a España» que llevan a cabo los funcionarios de prisiones, «probablemente de los más ingratos». Por eso, manifestó, «cuando se actúa como ahora, se está provocando un daño gravísimo al colectivo de los funcionarios de prisiones». El sindicato USO, por su parte, tiene la «sensación» de que los relevos no han obedecido a «criterios estrictamente profesionales.

Aumentan las quinielas sobre su salida de "Prisiones": algunos piensan que su dimisión llegará por no ser elegida su belleza para acompañar a las ministras en Vogue, otros que ni su mentor Al-Onso es ya capaz de aguantarla, para mi que ella está cavando su propia tumba, eso sí, como siga en el empeño, bien profunda será...

Valora este artículo
(0 votos)