Imprimir esta página

Un preso intenta estrangular a un funcionario de la cárcel de Ocaña y agrede a otros dos tras negarse entrar a su celda

Fuente: Periodico CLM

El interno, que sufre graves trastornos mentales, enjabonó el suelo para provocar la caída de los trabajadores que acudieran al rescate del compañero. Los sindicatos denuncian el suceso y piden que este recluso sea trasladado a un centro de mayor seguridad.

La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) del sindicato UGT y la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) han denunciado este martes la agresión a un funcionario del centro penitenciario Ocaña II, en Toledo, por parte de un interno.

En los comunicados enviados por ambos sindicatos, han señalado que en la tarde de este lunes un interno del módulo 6 de Enfermería de este centro penitenciario agredió "brutalmente" a un funcionario e hirió levemente a otros dos, al negarse a entrar en su celda a la hora del cierre reglamentario.

En concreto, indican que el incidente se produjo cuando un interno con graves trastornos psiquiátricos se abalanzó sobre el funcionario de servicio en el módulo e intentó estrangularlo, y le causó además daños en un ojo y varias contusiones por el cuerpo, por las que ha necesitado atención médica ambulatoria.

De hecho, los sindicatos han precisado que la rápida intervención y profesionalidad del resto de funcionarios de servicio que corrieron en su ayuda en ese momento impidió que la situación de peligro fuera a más, aunque ponen de manifiesto que el ataque "se podría haber prevenido de contar con más medios humanos y materiales".

Resaltan igualmente la premeditación del interno en esta agresión, ya que había arrojado previamente agua y jabón en su celda para intentar provocar una caída en los funcionarios que acudieran al rescate del compañero agredido.

Por todo ello, ambos sindicatos han pedido a la Dirección del centro que tome la decisión de trasladar a este "interno peligroso" a un centro con más seguridad, al tiempo que han deseado una pronta recuperación al trabajador agredido y han solicitado a la administración "aumentar el número de efectivos" en las prisiones ante la problemática de "unas plantillas deficitarias y envejecidas".

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han confirmado la agresión, corroboran que el preso forma parte del Programa de Atención Integral a Enfermos Mentales (PAIEM) y concretan que el suceso se produjo cuando se iba a realizar el recuento a la hora del cierre de las celdas y que el interno se abalanzó sobre el funcionario y le produjo heridas en un ojo además de propinarle una patada en el cuello cuando estaba en el suelo, mientras que los otros dos trabajadores intentaron reducirlo.

 

Valora este artículo
(0 votos)