Page 27 - Microsoft Word - Real Decreto aplicacion del Codigo Penal 19

Basic HTML Version

Página 27 de 49 
Artículo 65. ‐
 La Sección de tuberculosos estará completamente separada de las demás, 
siendo sus individuos objeto de tratamiento y cuidados especiales, que determinará para 
cada caso el Médico, de acuerdo con el Director. 
Artículo 66. ‐
 Las conferencias dominicales quedarán reducidas a lecturas, que podrán ser 
comentadas, de libros amenos e instructivos. Se autorizarán igualmente las audiciones de 
radiotelefonía y las proyecciones cinematográficas. 
Artículo 67. ‐
Sin perjuicio de las atribuciones que especialmente competen al Director de 
la Prisión central de Mujeres, como directamente responsable del régimen y disciplina, las 
Hijas de la Caridad, encargadas de modo inmediato del régimen interior de la prisión, 
cuidarán de la perfección del orden, requiriendo para ello el auxilio del Director en cuantos 
casos lo crean necesario, no permitiendo que las penadas canten, profieran gritos, ni 
cometan el menor exceso de lenguaje o ademanes, y dando cuenta al repetido Director de 
cuantas infracciones tengan lugar de estos u otros preceptos establecidos en el presente 
Reglamento. 
Artículo 68. ‐
 Las Hijas de la Caridad cumplirán cuantas órdenes dicte el Director 
relacionadas con el régimen disciplinario y administrativo de la prisión, a cuyo efecto éste se 
entenderá directamente con la Superiora, que, a su vez, transmitirá dichas órdenes a las 
Hermanas, velando por que sean cumplidas. 
Artículo 69. ‐
Cuando las penadas ingresen llevando consigo hijos de pecho, habrán de ser 
admitidos, e igualmente los que no excedan de cuatro años de edad y carezcan, además, de 
padres, abuelos o tutores, o, teniéndolos, se hallen desprovistos en absoluto de medios para 
su sostenimiento, debiendo destinarse dichas penadas a un departamento especial, en el 
que puedan atender al cuidado de sus hijos. Estos podrán continuar en el establecimiento 
hasta la edad de siete años, como máximo; pero cumplida por alguno tal edad, se dará 
cuenta al Centro directivo para que gestione su inmediato ingreso en un Establecimiento de 
protección a la infancia o Casa de Beneficencia. 
Artículo 70. ‐
Queda terminantemente prohibido que las penadas tengan en su poder 
ninguna cantidad en metálico, así como la custodia de sus fondos en otro sitio que no sea la 
Caja del Establecimiento en la forma general prevenida. La responsabilidad por 
incumplimien to de alguno de estos preceptos alcanza al Director, en primer término, y al 
Administrador y a la Junta de disciplina en la medida que cada uno haga omisión del 
cumplimiento de sus obligaciones. 
Artículo 71. ‐
 La Junta de disciplina establecerá el Economato administrativo que habrá de 
funcionar con arreglo a las normas establecidas con carácter general para las Prisiones de 
hombres, sin otra distinción que la de estar al frente del despacho una Hermana de la