Page 45 - Microsoft Word - Ordenanza de Presidios de 1807

Basic HTML Version

Página 45 de 47 
14º.‐
 El Capataz y Cabos de vara encargados de los Corrigendos reprehenderán y castigarán 
las conversaciones, voces obcenas, torpes, y aun con mas rigor a los blasfemos, juradores, y 
maldicientes;‐ ningunos progresos se pueden esperar de los que retienen su antiguo 
lenguaje é ideas.  
15º.‐
 Lo que mas eficazmente contribuirá a la educacion de los Corrigendo, será tenerlos 
continuamente ocupados, y jamás ociosos: con este fin se destinarán desde su entrada á 
aprender aquellos oficios a que tengan mas disposición, ó aptitud, y entrarán los primeros, y 
saldrán los últimos de los Talleres.  
16º.‐
 Los maestros que se les den serán los de mejor conducta y disposicion para 
enseñarlos; y mientras esten en los Talleres permanecerán a sus ordenes.  
17º.‐
 Los oficios á que de ordinario se destinarán los Corrigendos serán los de Herrería, 
Carpintería, Zapateria, y Cordeleria, si la hubiese.  
18º.‐
Tanto para evitar la ociosidad, como para que enrrobustezcan, y adquieran agilidad, se 
hará que los Corrigendos en las horas de recreo y dias de fiesta, corran, salten, y se diviertan 
a juegos de fuerza, y agilidad, siempre que el tiempo, ó la hora lo permitiese; y cuando no se 
ocupen en algun trabajo de otra especie, ó en instrucciones.  
19º.‐
 Los Corrigendos que asi cumpliesen seis años con aprovechamiento, saldrán del 
Presidio examinados de Oficiales, ó Maestros, lo que constará en sus licencias.  
20º.‐
 Los Corrigendos que por ineptitud, desidia o por no haberse corregido, no se 
considerasen dignos de obtener la libertad, porque abusarían de ella, se aplicarán a las 
Armas.  
TITULO XXII
ERECCION DE PRESIDIOS
1º.‐
Aunque obstruida por la guerra la comunicacion con las Americas falten Presidios, ó no 
sean suficientes los que existen para los criminales, lo que atrae una especie de obstrucción 
de Presos en las Carceles, y Casas para los Presidios con otros inconvenientes, no por esto se 
acelerará la creacion de nuevos Presidios ejecutándola precipitada, y tumultuariamente pues 
asi se perderia el objeto de este Reglamento que es instruirlos con la perfeccion asequible, y 
con todas las precauciones a que desde luego no se vicien, como sucedería si se 
comisionasen oficiales no experimentados, ni practicos en el manejo y gobierno de ellos.