Acceso usuarios

Acceder al portal

Usuario (NIF) *
Contraseña *
Recordarme

Carmelo Padrón asegura que la cárcel no se construirá en La Isleta

El edil de Urbanismo afirma que el nuevo Plan Territorial de Instituciones Penitenciarias recoge que la prisión irá ubicada en la zona de Juan Grande, en San Bartolomé.

Fuente: La Gaceta de Canarias

 “No habrá cárcel en la Isleta”. Así de tajante se mostró Carmelo Cabrera sobre la posibilidad de que finalmente la nueva institución penal que debe construirse en la isla ocupe el espacio natural protegido de La Isleta. El concejal de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Vivienda aseguró en declaraciones a este periódico que el último Plan Territorial Especial de Instituciones Penitenciarias ya recoge el emplazamiento definitivo que se ha acordado para la nueva cárcel que necesita construirse en Gran Canaria, pero esta ubicación “no va a ser en Las Palmas de Gran Canaria”, enfatizó el edil, sino en el sur de la isla.

Padrón aseguró haber seguido personalmente, al igual que Tere Morales, la confección del nuevo Plan de Instituciones Penitenciarias, en el que se recoge claramente la situación definitiva que ocupará el edificio destinado a aumentar las plazas para presos en la isla y dijo no tener ninguna duda de que La Isleta ha sido definitivamente descartada para albergar su construcción. Tanto el Ministerio de Interior como el de Medio Ambiente se han preocupado, según informó el edil, por conseguir trasladar la cárcel hacia un lugar en el que no se atente contra un paraje natural protegido y que siga cumpliendo las características necesarias para acoger un edificio que tanto Padrón como Tere Morales consideraron que “es absolutamente necesario construirlo”.

El lugar elegido definitivamente para la construcción de la cárcel que tantas polémicas ha suscitado entre los concejales del anterior gobierno municipal, ecologistas y ciudadanos, será un terreno público situado en la zona de Juan Grande, al sur de Gran Canaria, concretamente entre la Autovía GC-1 y el litoral sureño.

La edil de Presidencia y portavoz del gobierno municipal en el Ayuntamiento capitalino, y Carmelo Padrón destacaron “el alto nivel de hacinamiento” que sufre la actual cárcel del Salto del Negro, a la que el concejal de Urbanismo aseguró haberse acercado en compañía del equipo encargado de elaborar el Plan Territorial Especial de Instituciones Penitenciarias, descubriendo las graves necesidades en las que vivían los presos de la misma.

Tere Morales lamentó que “muchas familias tengan a sus presos en la península y tengan que desplazarse para poderlos ver”, a causa de que no existe un edificio con las plazas suficientes en la isla para albergar a los grancanarios que tienen deudas que pagar con la justicia. Tanto la portavoz del gobierno como el edil de Urbanismo consideraron “una vergüenza que esa cárcel aún no esté construida”, ya que se trata de un asunto “de sensibilidad con los ciudadanos que tendría que haber estado resuelto hace mucho tiempo”, enfatizó la edil responsable de Presidencia y Relaciones Internacionales.

Sin embargo, Felipe Afonso El Jaber, anterior responsable de Urbanismo en la capital y actual edil del Partido Popular en la oposición asegura haber estado trabajando hasta el último momento para evitar la construcción de la institución en el Paisaje Protegido de la Isleta y manifiesta que, a su salida de la corporación municipal, “aún no había llegado respuesta” a la alegación presentada por su partido al Plan Territorial que había sido aprobado en 2005 a nivel nacional por el Gobierno socialista.

Valora este artículo
(0 votos)